CURSOS DE ITALIANO EN CERDEÑA

>
Miembros del equipo y personal docente

Miembros del equipo y personal docente

Pelosa: una de las increíbles playas de Cerdeña

Pelosa: una de las increíbles playas de Cerdeña

Puerto de Alghero, Cerdeña

Puerto de Alghero, Cerdeña

Vista de Capo Caccia, Alghero

Vista de Capo Caccia, Alghero

Vacaciones made in Italy

Vacaciones made in Italy

Vista de Alghero, Cerdeña

Vista de Alghero, Cerdeña

Clase, Alghero

Clase, Alghero

CURSOS DE ITALIANO EN ALGHERO CERDEÑA Clases poco numerosas, profesores agradables y entusiastas, métodos de enseñanza simples y eficaces, gran ambiente y "dolce vita".

APRENDE ITALIANO EN CERDEÑA TU ESCUELA DE ITALIANO EN ALGHERO! Vive una nueva experiencia: un curso de italiano en el mejor mar del mundo, estudia italiano en Alghero y disfruta de sus maravillosas playas y su centro histórico!!

NUESTROS CURSOS Puedes elegir entre:
- Curso General
- Curso Combinado 1
- Curso Combinado 2
- Italiano + Historia del Arte
- Italiano + Deportes acuáticos
- Italiano + Tenis
- Italiano + Cocina
- Italiano + Cata de vino.


LA LENGUA ITALIANA

LOS ORÍGENES DE LA LENGUA ITALIANA
En los tiempos del gran imperio, Roma impuso el latín como lengua oficial de todos los pueblos sometidos e intentó difundir tambien la lengua hablada del pueblo romano, dicha lengua estaba establecida en diferentes jergas según la posición social del hablante. Esta lengua “vulgar”, es decir del pueblo, era más pobre que la literaria, usada por los escritores y las personas cultas. En las obras de varios autores, tanto de la antigüedad clásica como de la época medieval, se refleja la evolución de esta lengua culta-literaria, pero en lo referente a la evolución del latín hablado no existen documentos.

Fue precisamente este latín vulgar el que al mezclarse con las diversas hablas locales de los territorios dependientes de Roma, dio vida a lo que hoy se conocen con el nombre de “lenguas romances” (es decir, de alguna manera derivadas del romano vulgar, definidas por el término medieval como “romanice loqui” antes usadas solamente en el lenguaje hablado y despues adoptadas para las obras escritas (despues del S.X).

En Italia, los primeros documentos escritos en lengua vulgar datan de los siglos VII y VIII, (se trata de certificados de denominación de origen) del siglo IX hay una adivinanza, y del siglo X contamos con testimonios de unos campesinos en un juicio entre el monasterio de Montecassino y un tal Rodelgrino d’Aquino. Solo a partir del siglo XIII se usará el vulgar para obras poéticas (en Umbria, en Lombardía y en el Veneto para obras literarias de carácter religioso; en Sicilia y Toscana para obras de carácter amoroso y civil). El mérito es sobretodo de los poetas sicilianos de la corte de Federico II de Svevia, que intententaron elaborar un lenguaje “vulgar” que tuviera dignidad literaria y que fuera usado por los escritores de las diferentes regiones.
Este latín vulgar, perfeccionado por los poetas toscanos (especialmente Dante, Petrarca y Bocaccio) se convirtió en la lengua literaria italiana.